Condiciones Generales

CONDICIONES GENERALES DE CONTRATACIÓN

Las presentes Condiciones Generales de la Contratación rigen la compra de productos a través del Sitio Web www.bodegatafuriaste.com. Usted acepta:

Que ha leído, entiende y comprende lo aquí expuesto.

Que es una persona con capacidad suficiente para contratar.

Que asume todas las obligaciones aquí dispuestas.

Que tiene la mayoría de edad legal (18 años) para acceder a este Sitio web así como para adquirir los productos que se ofertan en el mismo.

1. Condiciones de envío

Bodega Tafuriaste envía sus productos mediante mensajería externa a Bodega Tafuriaste. Las condiciones de envío, tanto como el tiempo, como los importes  se acordarán con el cliente vía correo electrónico una vez formalizado dicho pedido.

Los gastos de envío serán a cuenta del comprador y se calcularán según el destino y el numero de productos adquiridos. Los gastos de envío se detallarán a lo largo del proceso de compra y el comprador tendrá la posibilidad de revisar estos costes antes de finalizar su compra.

2. Precio de los productos ofertados

El precio de los productos ofertados en el Sitio Web  incluyen impuestos aplicables comunitarios (I.G.I.C)  no incluyéndose dichos impuestos en envíos a la península o envíos Internacionales. En estos últimos, los impuestos se devengarán mediante los respectivos impuestos aduaneros que pudieran ser aplicables.

Para cualquier información sobre el pedido realizado, el Usuario podrá remitir un correo electrónico a vinos@bodegatafuriaste.com. En todo caso, deberá indicarse el número de pedido que le fue asignado e indicando en el correo electrónico de confirmación de la compra.

3. Legislación aplicable y jurisdicción competente

Estas Condiciones Legales se regirán e interpretarán conforme a la legislación española. Bodega Tafuriaste y el Usuario acuerdan someter cualquier controversia que pudiera suscitarse de la prestación de los productos o servicios objeto de estas Condiciones Legales, a los Juzgados y Tribunales de Canarias, España, salvo que la ley establezca otra cosa.

Deja un comentario